jueves, 21 de mayo de 2009

¿Quién para a las universidades que engañan?


A fines del año pasado acompañado de algunos amigos fuimos a la Universidad Pedro de Valdivia para conocer cuál era la información que les entregaban a los postulantes a la carrera de medicina. Sorprendidos por lo que nos dijeron escribimos el artículo "Medicina se vende" publicado en Cuarto Poder. Ahí recibimos un sinnúmero de comentarios, pero el que más nos llamó la atención era el de Francisco Acevedo Toro, ex decano de la carrera de medicina en la Universidad del Mar, quien denunciaba la difícil situación en que se encontraba esa escuela. Posterior a eso publicamos en este blog una carta dirigida a Asofamech y un oficio de la cámara de diputados que dejaban en claro lo grave y complejo del problema.

En esta edición del The Clinic, la periodista Pía Torres entrevistó al Dr. Acevedo preguntándole su opinión respecto a la educación superior en Chile. Aquí está la transcripción textual del reportaje.

----------------------------

¿Quién para a las universidades que engañan?

Francisco Acevedo, ex decano de medicina en la U del Mar, acusa: "En los directorios de las universidades hay ex ministros, ex intendentes, los mismos que se han dado vuelta en los puestos de poder todos estos años"

"A la concertación no le conviene realizar cambios en educación"

Era director del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota cuando le ofrecieron ser decano de la facultad de medicina de la Universidad del Mar, en Viña. Duró cuatro años, hasta que empezó a acusar a la universidad de no enseñar las materias básicas, de tener deficiente infraestructura y de lucrar. Lo echaron y lo demandaron. Pero Acevedo ganó todos los juicios. Hoy es asesor de la Universidad de Playa Ancha y éste es su crudo análisis de la educación pública y privada. Cree que la cosa sería peor si Piñera sale presidente.

¿Cómo era la facultad de medicina de la Universidad del Mar?
Estudiaban en una palomera, en salas que se llovían. No había laboratorios ni microscopios. Nada. Y los alumnos se daban cuenta: muchos se fueron y yo aún estoy buscando que los acepten en otras universidades, porque la mayoría son buenos estudiantes. Hoy puede que las cosas estén un poco mejor, porque la facultad se trasladó al campus Reñaca, pero la enseñanza es la misma. Jugaron con el sueño de ellos y de sus familias.

¿Cuál es su análisis del estado de la educación superior?
Que estamos en crisis. Una crisis implantada por la desigualdad de oportunidades y recursos que tienen las universidades. Por ejemplo, yo trabajo en la Universidad de Playa Ancha, una de las más pobres de Chile. Casi la totalidad de sus alumnos proviene de colegios municipales y son todos de esfuerzo. Ellos tienen que pedir todas las garantías, créditos y becas para estudiar, porque de otra forma no lo podrían hacer. Pero no se le entregan recursos extras. El aporte que recibimos del estado es mínimo.

Pero el estado entrega un aporte extra por cada alumno con puntajes altos.
Exactamente, pero esos alumnos se van a las universidades con recursos. Mientras que otras se quedan sin bonificaciones porque reciben a los de los colegios municipales. Debiera haber una bonificación y un incentivo por recibir alumnos de escasos recursos. La situación tiene que cambiar, porque estamos en desventaja y eso crea un círculo vicioso. Conozco a jóvenes que entraron a la Universidad de Playa Ancha a estudiar kinesiología y pedagogía y pidieron todos los créditos y becas. Como son de la V región, cuando terminen lo más probable es que trabajen ahí mismo. ¿Y cuánto crees que van a ganar? El kinesiólogo con suerte 500 mil pesos mensuales, mientras que el profesor, los primeros años no va a superar los 200 mil pesos. Con esos sueldos,¿tú crees que van a pagar el crédito con el que estudiaron? ¡No! Y no porque no quieran, sino porque se les va a hacer imposible.

¿Quiénes son los responsables de problemas como el cierre de Criminalística de la UTEM o del estado de algunas facultades de medicina como la de la Universidad del Mar?
Son dos casos distintos. Una es una universidad estatal y la otra, privada. Claramente hay culpas del gobierno, que no ha fiscalizado ni regulado la creación de universidades ni de carreras que no tienen verdadera sustancia. Últimamente hay carreras para todo, pero no hay trabajo para todos. Es necesario que se cree la Superintendencia de Educación Superior o algún organismo que regule todas las prácticas de las universidades y fiscalice la creación indiscriminada de las casas de estudios. Debiera existir la exigencia que las personas que creen, funden o dirijan universidades, tengan un currículo académico respetable. Así, evitaríamos casos como el de Gerardo Rocha, que no tenía título profesional alguno.

Usted ha comparado a comparado a los directores de la Universidad del Mar con Rocha...
Si, son casos similares. Son personas que no aceptan ideas diferentes a las de ellos. En el caso de la Universidad del Mar, el rector y fundador es un ex oficial de la marina mercante y hace veinte años atrás era el "pilotín" del Argonauta, una barcaza de turismo que hacía el viaje entre Valparaíso y Quintero en el verano o los fines de semana. ¿Qué tal?

Ahora hay institutos y universidades por montones.
¡Si! ¿Y sabe por qué? Porque crear una universidad privada es relativamente fácil. Una vez que tienes el capital, estás al otro lado. La ley de educación de universidades que se promulgó en 1982 bajo el gobierno de Pinochet, sigue intacta, y gracias a ella las universidades tienen todas las garantías. No hay como fiscalizarlas. Una universidade que obtiene la autonomía, es una institución donde el gobierno no puede meter la mano, no puede controlarla. Tienen chipe libre para hacer lo que estimen conveniente. Por eso prácticamente todos los años aparece una nueva universidad.

¿Qué consecuencias puede tener esto?
Por un lado es bueno, porque se abren las oportunidades para que todo el que quiera estudiar que estudie. Pero por otro, pasan cosas como el cierre de carrera, la dudosa calidad de otras, etcétera.

Si no hay recursos y hay carreras de dudosa calidad, ¿Cómo van a resultar los profesionales de los próximos años?
Bueno, si no hay laboratorios, si no hay dinero para bibliotecas de verdad ni tampoco para infraestructura, quizás en un futuro la calidad de los profesionales podría no ser tan buena.

¿Qué pasaría si esto se extiende a carreras tradicionales como medicina?
La calidad de los doctores probablemente se vea afectada. Porque de todos los profesionales, la de los doctores es la más complicada, porque se trabaja con la vida. Pero si miramos a nuestros vecinos, a otros paísesde Latinoamérica, la cosa no está tan mal. Aunque no es para creerse el cuento ni nada de eso.

¿Qué futuro le ve a la educación chilena?
Creo que vamos a seguir igual. No van a haber cambios radicales ni grandes mejoras porque no hay voluntad política para hacer los cambios necesarios.

Llevamos cuatro gobiernos de la concertación ¿por qué todavía no ha habido un cambio sustancial?
Porque no les conviene realizar un cambio grande. Es cosa de hacer un ejercicio simple: meterse en la página web de las universidades privadas y ver quiénes pertenecen a sus directorios. Te aseguro que hay ex ministros, ex intendentes. Los mismos que se han dado vuelta en los puestos de poder todos estos años, son los que están en esos directorios.

¿Y si Piñera saliera presidente, la cosa sería mejor o peor?
Peor, obviamente. Los mismos empresarios que podrían estar en su gobierno también participan de los directorios de universidades. Y esos piensan como empresarios.

4 comentarios:

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Sin embargo el Dr Acevedo duró 4 años en esa Universidad.....¿porque?
Tengo entendido que él fue en la Quinta Región autoridad sanitaria en muchos cargos...¿porque ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el Propio?

starshollows dijo...

Buena pregunta...
la unica respuesta que hoy por hoy es sumamente sabida, es que NO la responde el "libre mercado".

Genial que hayan publicado, por fin, este artículo.

cris dijo...

me parece ke mientras no se cambie las leyes, el tema seguira estancado donde mismo a estado por mas de 20 años. si no ruedan cabezas, seguiremos regidos por pobres y tristes weones , ke son mucho menos ke lo ke seremos nosotros al momento de nuestro egreso

Jorge Pacheco dijo...

Jose Miguel Bernucci ha escrito a las 17:57 del 23 de mayo

Excelente artículo. Te fecilito jorge por tu contínua preocupación. En el caso específcio de la U del Mar lo único que ha impedido su cierre es la falta de voluntad política por hacer vales la normativa vigente y "ayuditas" que recibe del mundillo DC específicamente del subsecretario de redes Dr. Montt.

saludos