domingo, 15 de febrero de 2009

Comunicación

A veces es difícil trabajar las habilidades de la comunicación, sobretodo en el internado de medicina interna donde uno se pasa buena parte la semana en el hospital (>55 horas!), existe una gran cantidad de pacientes complejos y una cuota importante de estrés. De manera insidiosa el agotamiento físico y mental van rutinizando las relaciones médico paciente, haciéndolas cada vez más impersonales.

En la misma línea dejo un fragmento de Patch Adams...


... y algunas recomendaciones del residente de medicina familiar Dr. Bonis

Intento hacer sistemáticamente estas cosas (incluidas las urgencias en el hospital):
- retirar la silla al paciente para que se siente (hombre o mujer) y solo entonces sentarme yo
- decir: "buenas tardes (nombre del paciente), en qué puedo ayudarle" mirando a los ojos al paciente
- reprimir las ganas de dirigir las preguntas durante los primeros 15 segundos (lo cuento mentalmente... ¡¡¡¡y se hace muy largo!!!!)
- repetir el nombre del paciente al menos otra vez durante la entrevista
- preguntar al final de la consulta "¿quiere comentar alguna cosa más?"
- dar la mano para finalizar la entrevista y levantarme y abrir la puerta para que salga

Parece fácil, pero creanme que no lo es. Saludos!