viernes, 17 de abril de 2009

Salvando generaciones


No tengo laptop, todavía uso un computador viejo, lento y feo. Si bien no anda a la velocidad que yo quisiera le tengo estima, sobre todo ahora que leí el artículo "Increase in scrotal temperature in laptop computer users" publicado el 2004 en la revista Human reproduction.

La cosa es la siguiente, hace algún tiempo los urólogos andan diciendo que la calidad espermática de nuestras generaciones ya no es tan buena como la de antes, entre los factores responsables se encuentran la exposición a toxinas, los cambios en el estilo de vida y la exposición al calor. Se sabe que la función espermática es dependiente de la temperatura y para que sea óptima debe ser 2 a 4° c menor que la corporal. Se ha demostrado en múltiples estudios que la exposición intermitente al calor es deletérea para la espermatogénesis. Hombres expuestos a temperaturas elevadas por 5 a 7 años terminan presentando oligoastenoteratoespermia (espermatozoides escasos, flojos y feos).

Si consideramos que las baterías de los computadores personales pueden alcanzar temperaturas de hasta 70º c, y que frecuentemente se utilizan sobre los muslos podemos deducir que habrá una transferencia significativa de calor hacia los genitales. El artículo en cuestión demuestra este hecho, sus resultados concluyen que existe un aumento de 2,1 º c en la temperatura testicular respecto a casos controles. Si bien la evidencia no es suficiente como para demostrar el impacto negativo de la hipertermia testicular los autores recomiendan limitar al máximo el uso del laptop en esta posición en niños y adultos jóvenes para así evitar una exposición intermitente al calor.