lunes, 20 de diciembre de 2010

La verdadera interpelación


Piñera visita campamento El Morro y le deja tarea a la Intendenta


Mientras el mandatario se sacaba fotos con los asistentes a la celebración navideña en Talcahuano, Cecilia Vallejos, dirigenta del Campamento El Morro, se abalanzó sobre el mandatario y lo tomó de las manos para rogarle que le acompañara, aunque fueran sólo cinco minutos, hasta las mediaguas.

Piñera, entre cámaras y fotografías, aceptó la propuesta de la mujer y comenzó la marcha a pie del escenario al mismo campamento junto a su esposa, Cecilia Morel, la intendenta, Jacqueline van Rysselberghe y un séquito, entre prensa, efectivos de seguridad y curiosos.

Los residentes de El Morro no podían creer la escena. El presidente caminaba entre las medias aguas del campamento. La dirigenta, un poco más tranquila, había conseguido su cometido.

Ya en el lugar, se formó una suerte de careo entre autoridades y damnificados. "Somos 196 familias que vivimos acá. Estamos hace 10 meses y la situación sigue siendo precaria, incluso, todavía hay familias que viven en la playa. Estamos cansados", encaró la representante de los terremoteados.

Conmovido por la situación, el mandatario se comprometió a entregar títulos de dominio a los habitantes del campamento. Además, indicó que comprará el terreno que está frente al lugar en el que viven actualmente y que pertenece a la pesquera SPK. Ahí se construirán sus nuevas viviendas.

"Está muy bien que se luche por lo que se considere justo, y por eso yo le encargué una tarea a la intendenta. Ella sabe que tiene una tremenda responsabilidad, que es tener para el 27 de febrero de 2011, a un año del terremoto, todo reconstruido o por lo menos en proceso de reconstrucción las casas de la zona", manifestó el primer mandatario.

Después del compromiso hecho delante de todos los vecinos, los dirigentes invitaron al presidente a ver la situación en la playa, pero éste no accedió, subiéndose raudo a una van que lo esperaba en la salida de campamento. Entre los dueños de casa, se hicieron escuchar las pifias.

El Campamento El Morro, según explicó Juan Salvador Ramírez, coordinar Municipal del lugar en cuestión, está divido en tres áreas. Primero, está la gente que vive arriba en el cerro, que en total son 26 familias. La segunda área es abajo, a las faldas del cerro con 50 hogares y el tercer lugar, según contó el funcionario, es la playa con un total de 120 familias.

"Las personas están viviendo sin agua. No tienen información sobre los títulos de dominio y la compra del terreno de la pesquera SPK aún está por definirse. Lo único que el Gobierno ha hecho es entregar, a las familias damnificadas por el terremoto, un kit de reparación que es básico", afirmó Ramírez.

En tanto, Cecilia Vallejos aseguró que el lugar viven en condiciones paupérrimas 70 adultos mayores, que pasaron a duras penas el invierno. "No puede ser posible que sea así. Espero que el presidente Piñera cumpla su palabra, pues nada quedó en papel".

Extraído del diario "La Estrella" - Domingo 19 de diciembre del 2010